[ad_1]

Sin duda, la observación en una clase Montessori es completamente escencial para el desarrollo de estudio, con lo que este producto discutirá los conceptos básicos de de qué manera los profesores Montessori observan a los alumnos en el sala, y pues ellos asimismo lo hacen.

Pero la observación Montessori supone considerablemente más que ver a su hijo leer libros y solucionar interrogantes complejos.

Es cuestión de reconocerlo los pequeños aprenden realizando, como descubrió la Dra. Maria Montessori a lo largo de su búsqueda de punto de referencia sobre la primera niñez y el avance infantil.

Como es natural, los alumnos van a aprender mucho más veloz que otros en distintas áreas, con lo que la una parte de «llevar a cabo» de su educación va a ser simple para ellos en esa área.

La educación puede ser bien difícil sin prestar atención a los intereses, las fortalezas y las áreas en las que el niño precisa asistencia.

Las técnicas de estudio estandarizadas son deficientes en esta área, en tanto que todos y cada uno de los pequeños tienen que progresar al mismo ritmo y en exactamente las mismas áreas.

Este es el desafío al que se combaten los docentes todos y cada uno de los días en el sala, con lo que si les enseña a sus hijos en el hogar, precisará estudiar ciertos trucos del trabajo, como la observación en Montessori.

La observación Montessori torna posible el procedimiento educativo único, conque averigüemos precisamente qué es y de qué forma llevarlo a cabo.

Argumentos de la observación Montessori: vigilante pero siempre y en todo momento con un propósito

Al comienzo, posiblemente le resulte bien difícil entender qué es lo que significa precisamente la observación en un ambiente educativo.

Tras todo, ¿no es el trabajo del educador ver de todas formas? La contestación no es siempre, y aquí está el motivo.

La iniciativa tras la observación Montessori es hacer una visión auténticamente objetiva sobre de qué manera se comporta su hijo en la escuela, siendo cuidadoso pero siempre y en todo momento con un propósito.

Una metáfora fácil es que tienes que meditar mucho más como un científico del accionar y intentar sacar tus conmuevas y preconceptos de la ecuación tanto como resulte posible.

Además de esto, la observación puede ser natural para los docentes pues les resulta mucho más simple dividir sus críticas subjetivas de las visualizaciones objetivas; no obstante, los progenitores normalmente hallan la labor considerablemente más bien difícil y ciertos jamás la dominan verdaderamente.

Ocurra lo que ocurra, siempre y en todo momento es un desafío instruir a los pequeños en el hogar, de ahí que es tan esencial sostenerse leal a los hechos que ven frente sus ojos.

Los hechos primero

La observación Montessori es dependiente de sostenerse leal a los hechos y solo a los hechos.

De nuevo, hay que remover la emoción pues todo el planeta ve el planeta mediante distintas percepciones y juicios de valor, nuestro lente de la verdad y nuestro rincón en el planeta.

Puede parecer un montón de estupideces psicoanalíticas, pero es un término escencial en la observación Montessori.

Entonces, la próxima pregunta es, ¿de qué forma ve los hechos con lo que verdaderamente son y no con lo que usted es? Tocar ¿debiese ser?

Verídica objetividad

Al intentar amoldar las técnicas de enseñanza Montessori a un ambiente escolar en el hogar, sostenerse realmente propósito es la manera de conseguir el mayor encontronazo.

No obstante, la fácil observación objetiva no posee una agenda por adelantado y no llega a una conclusión ya establecida, observando lo que deseas ver, no lo que verdaderamente está ante ti.

Por servirnos de un ejemplo, suponga que un niño exhibe una aptitud exagerada para la entendimiento lectora. El instinto es elogiar al niño y remarcar el accionar positivo hasta el momento en que se transforme en una segunda naturaleza.

Pero si miras objetivamente exactamente la misma situación hipotética, el interrogante verdaderamente es: ¿qué tan lejos está este niño de sus compañeros?

Sí, la aptitud de leer bien es un don, con lo que la iniciativa es cultivar esa aptitud innata realizando que el niño realice mucho más ocupaciones.

imagen de una mujer haciendo un registro de observación Montessori.

Intereses de estudio ininterrumpidos

No solo reconocemos los cambios en el avance, sino asimismo aprendemos lo que le resulta de interés a un niño. En verdad, la observación real conduce inherentemente a una entendimiento mucho más profunda del estilo de estudio de un niño.

¡Pero la única regla es no entorpecer jamás al emplear la técnica de observación! Aun si su hijo hace algo asombroso como deletrear su nombre sin asistencia, resista la tentación de enseñar alegría y sencillamente escriba el comentario.

El silencio es oro

Es posible que le resulte mucho más simple mantenerse absolutamente en silencio mientras que mira los hábitos de estudio de su hijo en este sentido.

Estar en silencio y sentarse es considerablemente más bien difícil de lo que piensas, pero con la práctica te acostumbrarás a mantenerse en silencio y ser propósito.

Y la autoobservación es la manera en que por último aprendes que el silencio es realmente dorado en la observación.

Autoobservación

¿Qué impulsa tus pasiones? ¿Es su talento o es el acompañamiento que recibe de sus conocidos cercanos y amigos?

Las respuestas no son iguales para todos, con lo que la autoobservación necesita tiempo para dominarla.

La mayor parte de la gente precisan empezar a redactar visualizaciones personales tan rápido como suceden, y esa es una manera con perfección posible de empezar. Pero, naturalmente, asimismo tiene la posibilidad de tener una personalidad autorreflexiva que se amolda con perfección a la observación en Montessori.

Comenzar un períodico de observación Montessori

Por último, para ponerlo todo junto, escriba todo en un períodico de observación Montessori, incluida su autorreflexión.

De nuevo, el propósito es documentar un registro exacto, estructurado y propósito de de qué manera se está construyendo su hijo día a día y su papel en su educación.

Pero otra alternativa es sostener un registro continuo de de qué manera se está construyendo el niño cada día y de qué forma le va desde el principio del programa.

Sin este género de información en papel, es impresionantemente bien difícil evaluar si el niño sigue cada día (o sobrepasa con creces) a sus compañeros que aprenden en un salón de clases clásico.

Entonces, por lo menos, una increíble gaceta Montessori debe integrar notas sobre cosas como:

Si corrobora la educación de un niño en estas dimensiones, ocasionalmente va a aprender el arte de sostener la tranquilidad, ser propósito y siendo consciente de de qué forma su hijo aprende mejor en el hogar.


En el momento en que aprovechó la posibilidad para ofrecer un paso atrás y ver verdaderamente a su hijo, ¿qué género de cosas apreció que se se encontraba perdiendo?

¡Hola y no olvides suscribirte!

¡Comunicar es la cura!

#De qué manera #ver #apropiadamente #hogar #mamá #con #forma de pensar #Montessori #Montessori #LaMolonaKids

Fuente: reachformontessori.com

Juguetes Montessori

Tienda Montessori, juguetes, moda y complementos