Muñeca Cerisse Les Parisiennes

56,95

Muñeca Cerisse Les Parisiennes

¡Hola! ¿Cómo estás? Soy la muñeca Cerisse. He nacido con la vocación de ser la compañera perfecta para cualquier niño o niña que desee jugar, divertirse y no parar de reír. Sí, porque creo que reírse y pasarlo bien es lo mejor del mundo. Puede que me veas así, con mi precioso vestido verde, mis pantys rosas y mi fina blusita estampada y pienses “uy, que lo mismo es un poquito delicada y no le gustan las aventuras”. ¡Pues nada más lejos de la realidad! Soy la mejor compañera de aventuras que cualquier niño pudiera desear. Y por mi peinado tampoco te tienes que preocupar: mis dos fantásticas coletas aguantarán siglos de diversión sin despeinarse.

Mi querida diseñadora, Lucile Michielí, pensó en todo cuando me creó y me hizo el mejor de los refugios: una maravillosa caja, ilustrada por ella, para ser el regalo perfecto.

Tengo una hermanita pequeña pero he de decir que yo tengo una altura considerable: ¡39 centímetros!

Y soy toooooda de tela. Oye, que ser todita de tela es muy, muy, muy importante. Te voy a explicar por qué.  Eso significa que soy achuchable 100% de la cabeza a los pies y, eso, para los más peques de la casa es primordial; y da igual cómo me cojan: de los brazos, las piernas, la cabeza… soy tan blandita por todas partes que nunca dañaré sus pequeñas manitas. Dicen que soy la compañera ideal de cualquier niño a partir del añito. Yo creo que es una de mis grandes virtudes, ser súuuper blandita, porque a veces, los más peques tienen berrinches y entonces me lanzan por los aires (tranquilos por mí: me encanta volar) y da igual dónde aterrice, sea persona, animal o cosa, que no causaré ningún daño. Otra ventaja maravillosa de ser toda de tela es que mi precioso pelo no lo va a poder arrancar nadie al primer tirón. Bueno, y que como soy tan, tan, tan blandita dormir conmigo es genial hasta si el peque es muy muy peque. Soy resistente a los tirones y aplastable 100% por lo que me puedes meter en el bolso o donde necesites sin problemas. Por supuesto, cuando veas que tengo alguna mancha o no estoy todo lo limpia que debería, pues me bañas con toda tranquilidad: o a mano o en la lavadora; eso sí, si me metes en la lavadora, me pones un programa de esos de ropa delicada (30ºC), es que, entre tú y yo, en los programas normales me hacen dar tantas vueltas y tan deprisa que me mareo muchísimo y me descompongo viva. También te pido que en la secadora no me metas: ¡soy parisina y esos calores me matan!

Si tienes en cuenta estos pequeños consejos, puedo ser tu fiel compañera toda la vida.

¡Espero conocerte pronto!

Descripción del producto:

COMENTARIO Muñeca de trapo en caja regalo ilustrada
EDAD 1+
MEDIDAS / CM 39 cm

Descuento especial:

Cantidad 3 - 5
Precio 51,26