Muñeco Philibert El Perro

23,95

Muñeco Philibert El Perro

¡Guau!, digooo ¡Hola! (perdón,  a veces se me escapa el idioma materno)

 

Soy el muñeco Philibert El Perro, soy un perro salchicha y adoro jugar. Como todos los perros, mi absoluta fidelidad a mis dueños está garantizada, y soy alegre hasta en los colores. Y suave; sí, sí, en eso coincide toooodo el mundo cuando me acaricia “¡qué suaaaave!”, dicen. Normal, soy casi todo de terciopelo y fino algodón estampado. Vamos, que no es por presumir, pero en París no hay otro can que pueda competir conmigo en elegancia. Tengo que admitir que se lo debo todo a mi diseñadora, Lucille Michieli, hasta mi preciosa caseta de cartón resistente que ha decorado y pintado con un gusto exquisito ¡me encanta!

Y soy tooooodo de tela. Oye, que ser todito de tela es muy, muy, muy importante. Te voy a explicar por qué.  Significa que soy achuchable 100% de la cabeza a las patas y, eso, para los más peques de la casa es primordial; y da igual por dónde me agarren: de la cola, las patas, la cabeza… soy tan blandito por todas partes que nunca dañaré sus pequeñas manitas. Dicen que soy el compañero ideal de cualquier niño a partir del añito.

Yo creo que es una de mis grandes virtudes, ser súuuper blandito, porque a veces, los más peques tienen berrinches y entonces me lanzan por los aires (tranquilos por mí: me encanta volar) y da igual dónde aterrice, sea persona, animal o cosa, que no causaré ningún daño.  Bueno, y que como soy tan, tan, tan blandito dormir conmigo es genial hasta si el peque es muy muy peque. Soy resistente a los tirones y aplastable 100% por lo que me puedes meter en el bolso o donde necesites sin problemas.

Por supuesto, cuando veas que tengo alguna mancha o no estoy todo lo limpio que debería, pues me bañas con toda tranquilidad: o a mano o en la lavadora; eso sí, si me metes en la lavadora, me pones un programa de esos de ropa delicada (30ºC), es que, entre tú y yo, en los programas normales me hacen dar tantas vueltas y tan deprisa que me mareo muchísimo y me descompongo vivo. También te pido que en la secadora no me metas: ¡esos calores me matan, no quiero acabar siendo una salchicha muy hecha!

Si tienes en cuenta estos pequeños consejos, puedo ser tu fiel compañero toda la vida.

¡Espero conocerte pronto!

 

¡Un fuerte lametón!

Muñeco Philibert El Perro

 

Descripción del producto:

DETALLES
EDAD 1+
CASITA INCLUIDA
MEDIDAS / CM 18 x 13 cm
PESO / KG 0.18

Descuento especial:

Cantidad 3 - 5
Precio 21,56