[ad_1]

El entrenamiento para ir al baño al estilo Montessori necesita un enfoque de crianza mucho más relajado. El entrenamiento Montessori para ir al baño se conoce como «entrenamiento para ir al baño» por el hecho de que es un desarrollo natural. Un niño va a aprender a emplear el baño a su ritmo, en vez de en el momento en que el padre decida que está ya listo para estudiar a utilizar el baño.

¿Cómo enseñar a ir al baño al estilo Montessori? 1

Utiliza expresiones que expresen la utilización del baño.

Para entrenar a la forma Montessori, precisarás emplear expresiones que expresen la utilización del baño. El procedimiento Montessori es un enfoque de estudio práctico y autodirigido. Este enfoque educativo le da al niño mucha independencia. Ofrecerle a su hijo un vocabulario y emplear expresiones con cierta frecuencia lo va a ayudar a estudiar a entender mejor el entrenamiento. Es esencial charlar con su hijo sobre el cambio de pañal y familiarizarse con lo que sucede. Puede enseñarle a su hijo dónde se encuentran las cosas y emplear expresiones mundanas para pequeños. Puede hacerle una pregunta a su hijo cuándo está mojado el pañal y empezar a enseñarle de manera lenta a emplear el orinalito. Asimismo puede familiarizar a su hijo con la localización del baño. Asegúrese de eludir la utilización de expresiones negativas y escoja sus expresiones de forma sabia.

Ciertas expresiones recurrentes se cuentan ahora para el entrenamiento Montessori:

  • viajar en popa
  • baño
  • numero 1
  • Número 2
  • tintineo
  • orinal
  • baño
  • baño
  • inodoro

El próximo paso esencial es admitir que su hijo está ya listo para estudiar a emplear el baño. Tratándose de entrenar en el baño, no hay prisa. En verdad, si comienzas a estudiar a utilizar el baño bastante próximamente o tratas de imponerlo a tu hijo, puede conducir aun mucho más tiempo.

Aquí existen algunas cuestiones que puede llevar a cabo si piensa que su hijo puede estar listo para el entrenamiento:

  • ¿Tienen la posibilidad de ir al baño?
  • ¿Tienen la posibilidad de sentarse sobre el inodoro?
  • ¿Tienen la posibilidad de comprender y proseguir las normas básicas?
  • ¿Su hijo todavía está aprendiendo a estar comunicado?
  • ¿Semejan apasionados ​​en estudiar?
  • ¿Su hijo lee libros de entrenamiento para ir al baño?
  • ¿Desea su hijo estudiar a ser sin dependencia?

Si responde afirmativamente a la mayor parte de estas cuestiones, posiblemente su hijo esté listo para estudiar a utilizar el baño. Si respondió que no, posiblemente su hijo necesite un tanto mucho más de tiempo.

Es esencial prestar atención a si a su hijo le agrada emplear un pañal o no. Asimismo es escencial ver si su hijo se está volviendo mucho más sin dependencia o puede llevar a cabo mucho más cosas por su cuenta. Si su hijo puede continuar bien las normas y exhibe interés en el baño, posiblemente esté listo para entrenar. Vea si hacen cuestiones sobre el baño o utilizan expresiones como «el pañal está sucio». La mayor parte de los bebés detallan signos entre los 18 y los 24 meses. El entrenamiento para ir al baño puede conducir de 2 a seis meses.

La mayor parte de los pequeños van a estar completados para entrenar en el momento en que tengan mucho más control muscular y logren llevar a cabo pequeñas conexiones. Asimismo van a poder tener capacidades para vestirse y una aceptable entendimiento de su ambiente. Si regularmente desarrollan capacidades y se vuelven mucho más independientes, posiblemente estén completados para el entrenamiento. La mayor parte de los pequeños están contentos de comprender de qué forma marchan las cosas.

¿Cómo enseñar a ir al baño al estilo Montessori? 3

Elaborar el ambiente para estudiar a ir al baño

En el momento en que su hijo esté listo para ir al baño, asegúrese de que el ámbito esté bien listo. El paso inicial es ir al baño y cerciorarse de que todo esté listo. Asegúrese de que todo esté al alcance de sus hijos y no bastante prominente. Hágalo fácil y muéstrele a su hijo dónde se encuentra todo. Hay 2 géneros de entrenamiento para ir al baño, un orinal sin dependencia y un taburete de inodoro para pequeños. Un sin dependencia es un orinal para bebés con un tazón que se puede vaciar en el inodoro.

Se puede poner un taburete para pequeños encima de un taburete de inodoro. Este taburete deja que su bebé se sienta seguro a fin de que no piensa que se caerá. Asimismo existen algunos capaces para pequeños. asientos que tienen un taburete adjunto.

Ahora se detallan ciertas cosas que puede requerir para el baño:

  • Tenga un pequeño fregadero o taburete a fin de que el niño logre lavarse las manos
  • Toallas, toallitas y / o toallitas húmedas a mano
  • Posiblemente quiera tener una canasta en el baño para la ropa sucia o mojada de su hijo.
  • Ropa limpia y una muda de lencería.
  • Imágenes en la pared para contribuir a pasar el tiempo.
  • Cesta con libros o ocupaciones para pequeños

Si es viable, ponga ciertas alfombras lindas en la vivienda y tenga a mano artículos de limpieza para pisos. Tenga toallas auxiliares a mano y sábanas listas para mudarse en la mitad de la noche. Sostenga unos cuantos ropa en el automóvil y una muda de lencería en el momento en que viaje. Es esencial estar bien listo y contestar velozmente a las pretensiones de su hijo.

Detallar una rutina

Para ir al baño es requisito entablar una rutina. Primero, va a deber argumentar de qué forma marchan las cosas en términos sencillos que su hijo logre comprender. Es esencial ser incesante en lo relacionado al entrenamiento para ir al baño. Pídale a su hijo que se siente en el inodoro a exactamente la misma hora todos y cada uno de los días a lo largo de unos minutos. Deberás explicarles lo que hacen. Enséñele a su hijo de qué manera ingresar y escapar del inodoro y enséñele a tirar de la cadena. Considere lograr que su hijo se siente en el inodoro tras las comidas o tras tomar líquidos.

Asimismo puede lograr que se sienten en el inodoro antes de irse o regresar a casa, que se despierten por la mañana y se vayan a la cama. Si consigue el hábito de llevar a cabo esto, su entrenamiento va a ser considerablemente más despacio. Es esencial dejar tiempo a fin de que su hijo aprenda a emplear el baño. La rutina ha de ser congruente y van a deber trabajar juntos.

Quédese con su hijo, lean un libro juntos o jueguen con juguetes mientras que están en el baño. Esto lo transformará en un ámbito positivo y feliz para su bebé. Quiere cerciorarse de que su hijo esté ansioso por emplear el baño. Si hay juguetes y ocupaciones, su hijo puede estar mucho más animado. Si ve señales de que su hijo precisa ir al baño, responda de forma rápida. Ciertos de estos signos tienen dentro piernas cruzadas, gruñidos o agacharse. Al enseñarle a ir al baño, evite la ropa que sea mucho más bien difícil de eliminar. La clave del éxito es el tiempo. Si establece una rutina, va a tener éxito con el entrenamiento para ir al baño.

Es esencial que su hijo vaya al baño si se retuerce. Haz que se pongan lencería seca justo después de que se mojen y se acostumbren a la sequedad. Asimismo puede enseñarle a su hijo a lavarse las manos de manera regular y a emplear jabón. Practique abrir y cerrar el agua y enséñeles la diferencia entre agua fría y ardiente.

Ofrecer independencia

La supervisión es increíble si su hijo la precisa, pero es esencial alentarlos a que sean independientes. Los progenitores han de estar ahí para sus hijos y al tiempo proporcionarles espacio. Jamás fuerce a un niño a sentarse sobre el inodoro en oposición a su intención. Puede darle a su hijo instantes concretos para ir al baño, pero no lo fuerce a llevarlo a cabo. Vaya al son de su hijo y déjelo realizar las cosas a su ritmo.

Hay otras maneras de enseñarle a su hijo a ser sin dependencia. Una manera es dejarles tomar resoluciones por sí solos. Puede llevar a cabo esto dejándoles tomar un tazón de agua o ayudándose a sí mismos. Dejarles tomar ciertas de sus resoluciones les asiste para ser independientes. En el momento en que ordena a un niño a llevar a cabo algo, va a estar menos preparado. En el momento en que deja que su hijo tenga alguna independencia, se va a animar mucho más a llevar a cabo las cosas por su cuenta. Tienen la posibilidad de estudiar la relevancia de utilizar el baño y estar conmovidos de llevarlo a cabo a su ritmo.

Consulte nuestra guía para fomentar la independencia a la forma Montessori para conseguir mucho más información.

Apoya a tu hijo

En el momento en que su hijo no llega al baño a tiempo, es esencial que lo apoye. Ciertos días tienen la posibilidad de ser mucho más bien difíciles que otros, pero es esencial rememorar que aprenden. En el momento en que su hijo adiestra para ir al baño, sostenga una actitud efectiva con él. Esté allí para contribuir a su hijo a estudiar y siempre y en todo momento bríndele acompañamiento.

Primero, recuerde que jamás debe castigar a su hijo o desilusionarse con él por tener un incidente de ir al baño. Dígale a su hijo que fue un incidente y manténgase relajado y tranquilizador. Jamás avergüence a su hijo y recuerde que el lenguaje positivo asistencia bastante. Podrías decirles que precisan ropa seca. Si su hijo tiene un incidente en el suelo, recuerde que no es el primer niño en hazlo y no va a ser el último. Realice todo lo que es posible por sostener la tranquilidad, la relajación y la paciencia. Intente no frustrarse pues es un desarrollo de estudio totalmente nuevo para ellos.

Una manera de promover la educación es asistirlos a trapear con usted y trapear el piso. Si está relajado y positivo con su hijo, va a ser una mayor vivencia de estudio para los dos.

Existen algunos causantes que tienen la posibilidad de influir si su hijo tiene adversidades para estudiar a utilizar el baño. Si les va bien, aún tienen la posibilidad de tener accidentes gracias a múltiples causantes:

  • Si te has mudado últimamente
  • Si hay una patología o crisis familiar
  • Distintas prácticas familiares cambian

Estas cosas influyen pues tienen la posibilidad de ocasionar agobio en la familia. O sea habitual y puede necesitar que recule. Si el entrenamiento para ir al baño no marcha al comienzo, sencillamente podría representar que su hijo no está ya listo. Posiblemente deba tomarse un reposo de uno a tres meses. El entrenamiento puede ser bien difícil al comienzo, pero tenga paciencia puesto que todos aprenden a un ritmo diferente. En el momento en que un niño esté listo para estudiar, va a hacer el ahínco. En el momento en que un padre está mucho más relajado, el entrenamiento va a ser mucho más exitoso para el niño.

¿Cómo enseñar a ir al baño al estilo Montessori? 5

Esté atento a las señales de que su entrenamiento va bien

Existen algunas señales de que el entrenamiento para ir al baño va bien. Una señal esencial es que el pañal continúa seco por mucho más tiempo. Si el pañal continúa seco a lo largo de unas horas, quiere decir que el entrenamiento para ir al baño va bien. Su hijo está aprendiendo y se le enseña bien.

El entrenamiento para ir al baño asimismo va bien si su bebé puede mover hacia abajo y subirse los pantalones. Si exhibe interés en ir al baño, es buena señal. Finalmente, si su hijo emplea el baño de manera regular y tiene éxito. Todos estos son enormes signos de éxito. Esto quiere decir que su hijo está aprendiendo y medrando. Conforme pase el tiempo, solo van a tener mucho más éxito.

No premies al niño

Si bien varios progenitores desean retribuir a sus hijos por enseñarles a ir al baño, es esencial no proporcionarles recompensas si desean enseñarles a ir al baño al estilo Montessori. Recuerde, en Montessori, «no hay castigos, recompensas y solo relaciones respetuosas, aliento y redireccionamientos esmeradamente pensados». Fuente.

Una cosa tu dulces Lo que debe llevar a cabo es dejar que su hijo escoja ciertos pares de lencería. Sea positivo y feliz con su hijo, singularmente en el momento en que esté avanzando. Esto podría entusiasmarlos y animarlos a emplear el baño. Es esencial no ofrecer recompensas pues en un caso así su hijo siempre y en todo momento aguardará recompensas por utilizar el baño. Si no en todos los casos consiguen recompensas, posiblemente crean que no lo hicieron bien. Si entrega recompensas, sus hijos aguardarán recompensas por tareas como cepillarse los dientes o finalizar una comida.

Consulte nuestro producto terminado para conseguir mucho más información sobre de qué forma criar a su bebé al estilo Montessori.


Recomendaciones para Montessori
¡Realice click en la imagen de arriba para conseguir consejos!

#De qué manera #instruir #baño #estilo #Montessori #Montessori #LaMolonaKids

Fuente: montessorifortoday.com

Juguetes Montessori

Tienda Montessori, juguetes, moda y complementos